Estás aquí
Home > Informe > Pescando el lago Olnie

Pescando el lago Olnie

Por Patricio Scorza

El sistema del lago Olnie está ubicado en la meseta patagónica, departamento de río Chico, provincia de Santa Cruz, a una distancia de 60 km de la pequeña localidad de Bajo Caracoles. 

Está formado por dos lagos, el Olnie 1 y el Olnie 2, unidos por un arroyo de 2km de extensión.                      

El Olnie 1, – de un color profundamente azul -, se encuentra a una altura de 985 metros al pié de las estribaciones del cerro Belgrano, tiene una superficie de 3 km2 y una profundidad màxima de 40 metros.  Es alimentado principalmente por agua de deshielo, y en menor medida por precipitaciones. 

El Olnie 2, está situado a 2 km en dirección sur, cubre una superficie de 5 km2, y sus aguas son turbias principalmente hacia fin de temporada. Es alimentado por el lago Olnie 1, y su efluente es el río Olnie, también llamado Olin.

La propuesta vino de mi amigo Marcelo Miguel, entusiasmado por la posibilidad de testear las aguas de un nuevo pesquero, con prometedoras truchas arcoíris. Nos reunimos con Francisco Mariani de “Una Patagonia”, y formamos un grupo de seis amigos dispuestos a una nueva experiencia durante mitad de marzo. 

Calafate fue nuestro primer destino, y de ahí, “ Eagle Valley “, – empresa a cargo de la operación de pesca en el Olnie -, nos trasladó hasta Gobernador Gregores, a la vera de ruta 40, donde tras un breve transbordo a dos Toyota Hylux, enfilamos a nuestro lugar de destino, donde pescaríamos los próximos 5 días.

El grupo estuvo formado por Marcelo Miguel, Marcelo E., Daniel, Mario, Pablo y quien escribe.

Luego de un reconocimiento de los distintos escenarios de pesca, que el sitio por su estructura ofrece, nos encontramos que el arroyo que conecta a los dos lagos, – un spring creek  de 2 kms. de extensión, – presentaba un caudal muy bajo debido a las pobres nevadas y a la época en que concurrimos. En base a dicha situación, decidimos pescar  sobre el lago superior, e ir turnándonos de a dos pescadores para pescar el arroyo.

Toda la pesca la realizamos con línea de flote, y líderes entre 9 y 12 pies, terminados en tippet 1 X y 2X en el lago, y 3 X en el arroyo.

SITIOS RELEVADOS

Lago Olnie 1

Primera bahía de la costa oeste: es el sitio mas reparado cuando sopla viento del sur y del oeste. Las truchas suelen “crucerear” alimentándose sobre la costa de arena volcánica, y los días soleados y sin viento permite una emocionante pesca a pez visto, con secas, scuds, ninfas, o streamers.
Pescando en “prospecting”, Marcelo y yo empleamos principalmente secas atractoras cuando el viento lo permitó.

Inicié la pesca con el lago “planchado” empleando una laucha de pelo de ciervo, que de inmediato fue atacada por las truchas, logrando así varios ejemplares, pero la mayor cantidad de capturas las concretamos con Fat Albert y Chernobyl Ant, en tamaños medianos a grandes. La pesca con imitaciones de “scuds”, al estilo scud,  resultó tremendamente efectiva, con patrones de color verde montados en anzuelos # 12 al 16, seguidos por los de color marrón, y gris. También la pesca con imitaciones de scuds parasitados con punto rojo, haciéndolos elevar mediante la puntera de la caña perdidos en la columna de agua dio muy buenos resultados. Marcelo E. y Daniel hicieron también una una pesca efectiva empleando dropper, con una tandem de seca con el anzuelo cortado arriba, y una ninfa abajo, mientras Pablo a su vez pescó muchos  ejemplares con streamers.

Segunda bahía de la costa oeste: se trata de una zona mas desprotegida de los efectos del viento. La pesca resultó muy similar a la de la primera bahía, pero rindiendo ejemplares de mayor tamaño. La pesca con atractoras de superficie en base a foam resultó muy efectiva, lo mismo que con scuds, y streamers, pero una ninfa atractora tamaño # 10, de color verde chartreuse, con bead head, y patas de goma atadas en cruz, logró aún mayor prolificidad en la pesca.

Zorro Colorado Patagónico

Desembocadura del arroyo que alimenta al lago, sobre la costa noroeste: es un sitio muy expuesto a los vientos habituales de la zona, pero personalmente fue la zona del lago que mas me agradó pescar. Temprano por las mañanas, las truchas dejaban ver su actividad en superficie comiendo simúlidos (jejenes), los únicos insectos en estadío adulto que pudimos observar en Eagle Valley. En nuestra primera experiencia, las Fat Albert patinadas “movían” a las truchas, que  las perseguían, pero sin decidirse a tomarlas, logrando así pocos ejemplares. Advertidos Charlie y Franco, guías de la operación, nos recomendaron hacerlas patinar a gran velocidad, y las tomadas explosivas no se hicieron esperar. A medida que las mañanas transcurrían, era habitual que se levantara una suave brisa, que permitía seguir pescando en superficie con efectividad. Cuando la brisa aumentaba su intensidad las tomada arriba  se cortaban, y en esos casos, los scuds rendían con suma efectividad, seguidos en orden por los streamers. Otras seca a destacar fue la Turck Tarantula, de gran eficiencia, y en menor medida Stimulator y Sofa Pillow, ensayadas estas dos últimas principalmente por Pablo.

Scuds del lago Olnie
Mosca Scud

Embocadura del arroyo por donde escurre el lago, sobre la costa norte: Es la zona mas expuesta a los vientos predominantes, y la pescamos cuando las condiciones lo permitieron. Concentramos nuestra pesca con secas, y el patrón que hizo una notable diferencia fue Turck Tarántula, en tamaños chicos a medianos, haciéndola patinar velozmente. Cuando intentábamos con otros patrones, las tomadas se suspendían.

Primera sección de la costa noreste: es una costa escarpada y pedregosa, la pescamos con secas en una ocasión, con buenos resultados, hasta que el viento dio por terminadas las pruebas.

Arroyo

El arroyo presenta infinitos recodos a lo largo de su recorrido sinuoso de llanura, generando maravillosos sitios de pesca. Sin duda es la estructura más seductora, y el principal atractivo por el que decidimos viajar. Lamentablemente durante nuestra estadía, su curso presentó un caudal escaso, por lo que solo pudimos pescarlo en muy contados y limitados pozones.  

La pesca fue a pez visto, y debimos manejarnos con mucho sigilo, pescando con líderes largos – sin que la línea posara en el agua -, y lanzando de rodillas varios metros alejados de la costa. Los mejores resultados los tuvo Pablo, pescando con una ninfa Cooper John.

Lago Olnie 2

Intentamos la pesca en una ocasión, sobre la costa sur, donde desemboca el arroyo que lo alimenta, pero el lago además de mostrar sus aguas turbias, evidenciaba una baja de nivel importante. Los responsables de la operación nos comentaron que suele tener buenas truchas, pero que aún faltan por descifrar los mejores sitios de pesca.

Conclusiones

Pudimos corroborar que el lago Olnie 1 tiene una gran densidad poblacional de truchas arcoíris, y que el alimento principal (luego de una concienzuda búsqueda personal), son scuds del género Hyalella, habiendo detectado además unas pocas larvas de stonefly, y esporádicamente algunas sanguijuelas, mas allá de eclosiones de simúlidos.

Imitación de Scud

La pesca fue superlativamente abundante, con muchas capturas mediante atractoras de superficie, y  con imitaciones de scud (estilo scud), cuando el viento arreciaba, seguidos por streamers, y finalmente ninfas (estilo streamer, y dropper).

Las secas mas rendidoras fueron las de foam, seguidas muy de cerca por la Tuck Tarantula, y ocasionalmente Stimulator y Sofa Pillow. Llamativamente otros patrones reconocidos, como Madam X, PMX, Goddard Caddis, y Elk Caddis, dieron magros resultados.

Los dropper con seca arriba (gancho cortado) y ninfa abajo mostraron ser efectivos, pero cuando se ensayó la pesca con ninfa e indicador de pique no dió buenos resultados.

Estimamos que la pesca con línea de hundimiento y streamers debe ser muy rendidora, pero no estaba entre nuestros objetivos. Todos los integrantes pescamos con línea de flote, inclusive los que pescaron con streamers.

El tamaño de la mayoría de las truchas osciló entre 800 gr y kilo y medio, con algunos peces que superaron los 2 kgr., y excepcionalmente una pocas que alcanzaron los 3 kgr.

En base a nuestra experiencia de pesca de 5 días en marzo, concluímos que el lago Olnie 1 es un pesquero óptimo para aquellos pescadores deseosos de  ganar experiencia, con abundantes arcoíris  (difícilmente pueda encontrarse otro espejo de agua en Argentina con semejante cantidad de ejemplares), muy fáciles de pescar.

El arroyo por su escaso caudal provocó cierto grado de frustración en Marcelo y en mí, pues era nuestro gran objetivo y el mayor aliciente para el viaje, quedando así como asignatura pendiente.

Para destacar: la dedicación de los guías Charlie Trejo y Franco Barrera (“el Superpibe”), y el cocinero Cristian Ghilardi, con quienes mas allá de su excelente labor profesional, entablamos una gran relación de camaradería y amistad.

Como última reflexión, estimamos que los responsables de la operación deberán realizar estudios científicos a través de biólogos, a fin de evaluar si la carga de truchas que soporta el sistema tiene disponibilidad  suficiente de alimento, para el desarrollo de mayores tamaños y pesos.

Patricio Scorza

Deja una respuesta

Top